Saltar al contenido

Apasionados por las saunas finlandesas

La sauna finlandesa es más que una estancia de altas temperaturas. La sauna finlandesa es salud y belleza. Es disfrutar de una actividad milenaria junto a la compañía de tus seres queridos. Si algunos de tus objetivos son estar sano, superar el estrés que caracteriza nuestros días y disfrutar de los baños de calor, esta es tu web. Te mostramos todos los secretos, tipos, accesorios e información más destacada acerca de las saunas finlandesas, para que tu experiencia sea muy satisfactoria.

Pero, ¿qué es una sauna finlandesa?

sauna finlandesa
La verdadera sauna: la sauna finlandesa.

Es un baño de aire caliente y seco con temperaturas de 80 a 100 ºC y una humedad de no más del 20%. Estas condiciones producen abundante sudoración por parte de tu organismo como mecanismo de refrigeración, lo que te proporcionará múltiples beneficios a nivel terapéutico e higiénico. Además, suele acompañarse con baños o duchas de agua fría, pues este contraste es positivo para la salud.  La cabina donde se realiza el baño de sauna está constituida por madera, por lo que el aroma que emana te transmitirá una sensación de naturaleza absoluta. 

Por otro lado, la palabra “sauna” proviene del finés (Finlandia). En este país lleva siendo, por miles de años, un ritual practicado por la gran mayoría de su población. De este modo, cuando hablamos de sauna, nos referimos a la sauna finlandesa. En nuestro caso, la denominados así con la finalidad de diferenciarla de otros tipos, pues suele existir una confusión que a continuación vamos a desvelar.

¿Cuál es la diferencia entre sauna finlandesa y baño turco o baño de vapor?

Suele ser una cuestión de lo más habitual, por lo que no te preocupes si no conoces la respuesta. Como antes decíamos, una sauna finlandesa es un baño de aire caliente y seco, además de estar revestida por madera. El calor seco se obtiene al calentar piedras a altas temperaturas.

Por otro lado, un baño turco, es un baño de vapor con una temperatura de entre 50 y 60ºC, siendo la humedad  de entre 60 y 70%. Está constituida por piedra y mármol. Fue descubierta por griegos, romanos y pueblos de Oriente Medio. 

Por lo tanto: una sauna finlandesa es un baño de calor seco y un baño turco es un baño de calor húmedo. Por ello, a la sauna finlandesa también se le denomina sauna seca y al baño turco como sauna húmeda o de vapor. De este modo, la próxima vez que vayas a un spa, conocerás la diferencia entre ambas.

Otro aspecto distintivo es el ritual que se realiza, pues las sociedades de donde proviene cada una de ellas se caracteriza por poseer su propia cultura. Pero como puedes ver, el denominador común que comparten estas dos saunas es el uso del calor. Factor que también comparten otros tipos y que es positivo para tu salud e higiene.

Tipos de saunas finlandesas.

sauna exterior
Sauna exterior en la que puedes disfrutar de una experiencia única.

Existen variedad de saunas finlandesas teniendo presentes las siguientes variables:

  • En función de las características de la estufa:
  1. Sauna eléctricalas piedras se calientan con una estufa eléctrica, siendo el calor más seco y dando lugar a la verdadera esencia de la sauna finlandesa. Sus principales ventajas son la rapidez con la que calienta la estancia, su tamaño y precio.
  2. Sauna de leña: se emplean trozos de madera (pino, abeto o abedul), y se mete en una estufa de leña. Se enciende el fuego y se deja que se caliente hasta que alcance la temperatura deseada. Las piedras están sobre la estufa y se echa agua sobre las mismas. Es un tipo de sauna más húmeda que la anterior y en este caso, la estancia requiere de más tiempo para calentarse.
  • El lugar de instalación: saunas interiores y saunas exteriores.  Si quieres instalar tu propia sauna, la elección de una de ellas dependerá del espacio que poseas, de tu comodidad y tus gustos.
  • Por marcas: Zen, France Sauna, Harvia, Leroy Merlin. Las diferencias entre marcas residen principalmente en: tipo de madera, tipo de estufa, accesorios y precios. 

Otras saunas.

 

También nos gustaría informarte de otro tipo de saunas que pueden proporcionarte, como usuario, los beneficios del calor.

  • En relación a sus características estructurales distinguimos: sauna de infrarrojos (similar a la sauna finlandesa, pero caracterizada por el uso de infrarrojos para producir calor) y la sauna portátil.
  • Según la zona geográfica. Diferentes sociedades y países del mundo cuentan con su sauna o spa tradicional, que emplean el calor en su proceso. Ejemplos de ello son: el Temazcal en México o el Hammam en Marruecos.

Como guinda de nuestra web:

 

Además de tratar en más profundidad todo lo mencionado anteriormente, en saunasfinlandesas.top te enseñaremos, entre otros aspectos:

  1. Cómo hacer y usar una sauna finlandesa: pautas que hay que seguir para construir tu sauna y proceso adecuado para usarla.
  2. Beneficios que aporta: a nivel físico y mental.
  3. Reseñas de distintas opciones de compra de sauna, indicando sus características más importantes. Te mostraremos información para que puedas comprar aquella que mejor se ajuste a tus necesidades, teniendo presente su calidad y su precio.
  4. Datos curiosos sobre la importancia del sudor u orígenes de los baños de calor.
  5. Por otro, en la actualidad, hay una vertiente que hace referencia a la importancia de poder exponerse a estímulos extremos  como pueden ser los baños de calor y duchas de agua fría (ritual que no sólo se lleva a cabo en la sauna finlandesa). También te contaremos con todo detalle los beneficios que te aporta.

Todo ello, con la finalidad de que disfrutes y aproveches al máximo todo lo que te puede aportar esta experiencia milenaria.