Saltar al contenido

Saunas finlandesas: la importancia de la exposición a las temperaturas extremas

diciembre 4, 2018
sauna exterior

La sociedad actual se caracteriza por la comodidad. Sedentarismo,ninguna exposición al calor ni al frío y un largo etc. La falta de estos estímulos puede producir problemas en nuestra salud y ya muchos los están experimentando. Diabetes, obesidad, enfermedades autoinmunes son el resultado de esta situación.

Si te identificas con lo que  hemos descrito, este es tu artículo, en el que te daremos otra visión distinta de los beneficios de la sauna finlandesa. Este ritual, que en Finlandia combina el baño de calor en la sauna, para luego pasar al agua fría, es una inyección para tu salud.

La importancia de los estímulos en el ritual de la sauna finlandesa.

Como anteriormente comentábamos, la comodidad extrema de nuestros días, más que suponer un beneficio, puede dar lugar a enfermedades. En nuestro pasado, la comodidad era un placer, pues los estímulos a los que nos debíamos enfrentar eran muchos y variados. Estímulos que dieron lugar a nuestra evolución y retos que nos hicieron humanos. Buscar comida en condiciones extremas (mucho calor o mucho frío), cazar a grandes animales, etc, eran la fuente de nuestro desarrollo.

La falta de ellos pueden volverse en nuestra contra, de tal manera que existe un campo en investigación sobre enfermedades autoinmones, el cual sugiere que se originan por la desconexión con el mundo exterior y nuestra fisiología tan subestimulada.

De este modo y centrándonos en la temperatura, difícilmente nos exponemos a la variabilidad de la misma. Del trabajo a casa, de casa al trabajo (donde siempre tenemos una temperatura media y cómoda). Y entre tanto, el viaje en coche, al que también le podemos poner la temperatura deseada. Como decíamos anteriormente, se cumple esta desconexión y subestimulación.

Pues bien, esa variabilidad en la temperatura nos la puede proporcionar un ritual tan conocido como el de las saunas finlandesas. Altas temperaturas de 80 a 100 ºC en la cabina de sauna, para luego pasar al lago o a una ducha de agua muy fría. Con ello conseguimos ese contacto con la naturaleza y la estimulación  en nuestra fisiología.

Grasa parda y sauna.

La grasa parda es un tipo de grasa que nos ayuda a producir energía térmica. Se podría decir que es nuestro calefactor interior y es de gran importancia, como te vamos a explicar a continuación. En la actualidad, este tipo de grasa está en muy bajas concentraciones en el ser humano. Por otro lado, se cree que en nuestros antepasados primitivos la grasa parda estaba en una mayor concentración debido a su exposición a condiciones extremas, sobre todo al frío.

Con el poco porcentaje de grasa parda, la energía que almacenamos es la de los alimentos en grasa blanca. Grasa que se acumula en nuestra cintura y es difícil de quitar por mucho ejercicio que hagamos.

Pues bien, al estimularnos mediante el poder del ritual de la sauna podemos aumentar los niveles de grasa parda (no debemos olvidar la parte correspondiente al agua fría, pues en este caso es la más importante). Grasa parda que cuando se pone en marcha, permite que las mitocondrias succionen la grasa blanca a través del torrente sanguíneo y la metabolizan para generar calor. De tal modo, que la grasa parda ayuda a la pérdida de peso.

Nota: esta situación ayuda a la pérdida de peso, pero debemos tener en cuenta otros factores que también son determinantes para ello como la dieta y el movimiento.

El poder del ritual de la sauna finlandesa: el calor y el frío.

sauna exposición frío
Baño de agua fría: parte importante del ritual de la sauna finlandesa.

Como bien hemos comentado en otros artículos como este, los beneficios de la sauna son múltiples, pues el aumento de nuestra temperatura corporal es una defensa de nuestro cuerpo, mejora nuestro rendimiento deportivo y aumenta la longevidad.

Lo bueno de la sauna es que siempre nos puede proporcionar una fuente de calor, a pesar de que el sol no siempre esté presente. Por ejemplo: en países escandinavos y del centro de Europa, como Finlandia y Polonia respectivamente, en los meses de invierno las horas de sol son muy escasas, por lo que el uso de la sauna en estos lugares es ideal.

Por otro lado, también hemos visto el poder del frío y su influencia en una gran desconocida como es la grasa parda. Además de ello, el frío también favorece a la longevidad, mejora la inmunidad, disminuye el dolor en enfermedades como la artritis y es tratamiento ideal para la depresión (entre otros).

Conclusión.

El ritual de la sauna finlandesa es una actividad inmejorable. Es muy completa, pues combina tanto la exposición al calor como la exposición al frío, estímulos a los que no nos enfrentamos en la actualidad por nuestra comodidad extrema. Comodidad que, como comentábamos, puede dar lugar a una serie de enfermedades.

Como hemos comentado en otros artículos, el poder de la sauna reside en la cantidad de beneficios que nos puede aportar y el artículo de hoy te confirma su importancia real: de cómo los estímulos que nos ofrece han sido los que nos han permitido evolucionar. Y ahora, ¿te atreves a SER HUMANO?

Bibliografía.

  • Carney, S (2017). Lo que no nos mata. Gaia. Madrid (España).
  • Ferriss, T (2012). El cuerpo perfecto en 4 horas. Ediciones B. Barcelona (España).
  • Vázquez, M (2018). Salud salvaje. Oberon. Madrid (España).